Necesitamos un Parque para Ciudad del Niño, y más áreas verdes para San Miguel

La comunidad de vecinos autoconvocados de calle centenario de san Miguel, y San Miguelinos en general, manifestamos nuestro rechazo en relación al proyecto inmobiliario Ciudad del Niño. Este proyecto inmobiliario de construcción indiscriminada ha atentado considerablemente a derechos fundamentales, de calidad de vida, seguridad, entre otros, visualizándose como una prioridad netamente comercial y en beneficio de los grandes consorcios inmobiliarios y no como una solución habitacional a los vecinos de esta comuna.

Estos proyectos no constan de planes de mitigación vial o ambiental que se ajusten a las condiciones actuales, lo que va en desmedro de nuestra calidad de vida e incluso de nuestra seguridad, ya que no hay obras que garanticen el acceso o evacuación inmediata en caso de catástrofes. Si bien los proyectos se ajustan a la normativa vigente en términos legales, estos no reflejan un verdadero beneficio para la comunidad en la cual se emplazan, además estos proyectos siguen llenando de hormigón nuestros espacio, destruyendo las pocas áreas verdes que existen en el lugar, así como también destruyen el patrimonio cultural e histórico de nuestra comuna, como lo es el sector de cuidad del niño y las escuelas que aun existen en las instalaciones.

Nos hablan de una mejor Calidad de vida, sin embargo, no visualizamos cual es el verdadero aporte de estos mega proyectos a nuestro espacio público, privado y barrio. Si el progreso entrega mejor calidad de vida, sentimos entonces un desmedro de la nuestra, ya que hoy, nuestro sector, y varios dentro de la comuna, se encuentran sometidos a una gran cantidad de inconvenientes tales como hacinamiento, tráfico denso, entre otros. Si bien dichos inconvenientes son considerados dentro de los estudios de manera netamente estadística, terminan siendo bastante alejados de la realidad.

Como consecuencia de la falta de un estudio de impacto real en estas construcción, actualmente nos vemos enfrentados a una baja presión en el agua potable (hoy un real uso de goteo) ya que no se considera dentro de los proyectos la ampliación de las matrices para generar un mayor flujo del agua, debido al crecimiento demográfico explosivo y al alto número de unidades construidas los alcantarillados no dan capacidad para la evacuación de desechos básicos, dificultades que en lo cotidiano se evidencia en la emanación de malos olores, falta de presión, por solo mencionar algunos.

Otro aspecto que se ve visiblemente afectado es la vialidad, ya que estas megacostrucciones generan un crecimiento explosivo del parque automotriz, por lo que hoy las calles se observan saturadas de automóviles en todo horario, y frente a la poca cantidad de estacionamientos que estos edificios tiene, se genera un mal uso y abuso de estacionamientos en la vía pública, No existiendo ningún respeto por las normativas vigente, ni tampoco quien fiscalice el cumplimiento de ésta.

Un punto importante para la comunidad en general, es la creación de áreas verdes y recreativas, ya que este sector de san miguel no cuenta con parques o áreas de esparcimiento que permitan generar actividades al aire libre, para niños, mascotas y gran cantidad de adultos mayores residentes en el sector. Las escasas áreas verdes que consideran estos proyectos se encuentran lejos del espacio en M2 por persona recomendado por los organismos internacionales.

Se observa además un aumento sustancial en la falta de seguridad, aumento exponencial en el número de delitos, lo cual se sustenta y respalda en diversas denuncias y reuniones frente a carabineros, policías y autoridades, municipales.

En nuestra comuna y en nuestro barrio, la premisa comercial “Mas construcción, más crecimiento para la comuna no se cumple, ya que los actores sociales no están considerados en la planificación de estos proyectos y sus promesas, ya que no se realizan construcciones de uso racional para el crecimiento de hogares, si no que se construye el hormigón, la cuna de la delincuencia y el desmedro de la calidad de vida. Por tanto, en virtud de los antecedentes planteados, es que solicitamos hacerse parte de esta problemática con el propósito de generar soluciones efectivas y reales para todos los vecinos de esta comunidad, y de este modo vivir en tranquilidad, ajustados a derecho, generar vida de barrio, con áreas verdes, seguridad, y con todos aquellos aspectos que permitan vivir con digna calidad de vida.

Esperando a la brevedad medidas y señales claras que nos permitan reunirnos y trabajar en conjunto, revisar proyectos según condiciones actuales, generar áreas verdes en nuestro sector y rescatar nuestro patrimonio.

Este es actualmente el terreno de ciudad del niño. Terreno que vio crecer a miles de niños, jugando, y mirando al futuro. Hoy el consejo de defensa del niño pretende construir 23 torres, sin obras de mitigación, sin estudios de impacto ambiental, sin estudios de impacto vial, con la «promesa» de mantener la. Fundación por los próximos 100 años, pasando a llevar la dignidad de quienes vivieron alli y también de quienes vienen. Una nueva zona de sacrificio inmobiliario
#rescatemoselpatrimonio
#muralesciudaddelniño